A pocos días del 8 de diciembre y la tradición anual de decorar la casa esperando a la navidad, decidí buscar cosas para hacer para los que no necesariamente tienen lugar para un árbol gigante, las luces, el pesebre y los 9 renos, moños y luces extra.

Siendo honestos, cuando vivía en mi departamento anterior (2 ambientes), nada tan trillado como el “espacio” iba a limitar mi sed de festividades. El resultado eran sillones, muebles y hasta cuadros hechos a un lado para hacer entrar el arbolito. Tal vez hubiera estado mejor haberme puesto a investigar antes y encontrar estas formas de decorar la casa en espacios reducidos, sin perder el espíritu navideño.

 

Anterior post

Noite por Lars Focke

Siguiente post

Central Illusion por Zsolt Hlinka

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.