Esta temporada, la propuesta que se postula como el trago del verano viene de la mano del whiskey irlandés: hielo (mucho hielo), 1 medida de Jameson, 3 partes de gaseosa lima-limón y una rodaja de limón. El Jameson Lemon es una bebida refrescante que se adapta a distintas situaciones y gustos, con la ventaja adicional de tener una preparación muy fácil y rápida.

 

 

De la mano de Conor Friel, el irlandés que oficia como embajador de Jameson en Argentina, probamos este nuevo trago insignia y conocimos la familia entera disponible en nuestro país: Jameson original, Black Barrell y las dos ediciones Caskmates: IPA y Stout.

 

El Jameson original se reconoce por su balance de sabores especiados, nueces y vainilla, con las notas afrutadas que le dan las barricas de jerez en las que se madura. Su triple destilación lo hace doblemente suave: en palabras de Conor, que ya es un experto en dar a conocerlo, “el Jameson es perfecto para empezar a tomar whiskey. Es uno de los más fáciles de tomar, es suave y equilibrado”.

Para los que recién empiezan, y como recomienda Conor, la manera ideal de tener un primer acercamiento con el whiskey es en un cóctel. “El Jameson Lemon es la manera perfecta de empezar, porque tiene el clásico sabor suave de Jameson mezclado con la gaseosa, entonces no es tan fuerte. Yo empecé a tomar el whiskey así, en cóctel, después seguí con un poquito de agua o hielo, y ahora lo tomo solo. Pero cuando hace calor, siempre elijo Jameson Lemon porque es más fresco”. Para acompañarlo, Conor elige comidas de alto contenido graso que contrasten con el cítrico del Jameson Lemon, como una hamburguesa con papas fritas, una tabla de quesos o empanadas.

“Lo mejor del Jameson es que además de ser suave y muy equilibrado, es versátil: se puede tomar solo, con hielo o en tragos. Si bien suelo elegir el Jameson Lemon, se puede combinar con otras frutas o con ginger ale. Pero de cualquier manera que elijan tomarlo, la clave es compartirlo con amigos o familia, con charla de por medio”, dice Conor y da un último consejo para los que recién empiezan a conocer el whiskey: si van a tomarlo solo, no olviden exhalar por la boca luego de beber para evitar el ardor en la garganta.

 

Por su parte, las otras tres propuestas de Jameson en Argentina son Jameson Caskmates Stout, un whiskey fresco y frutado, con un toque sutil de lúpulos y granos de cacao, mazapán y roble carbonizado, que se recomienda tomar con cerveza negra para realzar su sabor.

El JamesonCaskmates IPA es el lanzamiento más reciente en nuestro país, que se puede tomar incorporando un shot de whiskey directamente en una pinta de IPA, o “sorbo a sorbo” para percibir mejor los sabores característicos. Con lúpulos florales marcados, notas cítricas y toques frutales, tiene un sabor cítrico ligero con notas herbales.

Por último, el Jameson Black Barrel es la propuesta más Premium de la marca, ideal para los fanáticos del buen whiskey irlandés. Suave, con rico sabor a madera y vainilla, tiene toques de nueces con especias. Con un proceso de producción más largo, se hace en barricas carbonizadas y la madera permite que el whiskey penetre más profundamente, otorgando un sabor más intenso y dulce, similar al bourbon. Este estilo se produce solamente una vez al año, haciéndolo más exclusivo.

 

 

Anterior post

Unbasic, adelanto Levi’s® FW19

Siguiente post

Salido de una escena de película con Christopher Soukup

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.