Passionflower es una florería boutique creada por Susan McLeary en Ann Arbor, Michigan, que se especializa en realizar joyería “viva”. Así como lo lees: son collares, anillos, pulseras y vinchas armadas con suculentas y pensadas para ocasiones especiales, ya que no duran más de un par de semanas en los accesorios.

En su local de etsy te vende la pieza, además de una maceta, tierra y un listado de instrucciones para que después de usarla puedas mover las plantas y tener un nuevo objeto para decorar tu casa. Las joyas se consiguen desde US$19 a US$288, y también te ofrecen la opción de armar piezas a medida.

 

Anterior post

This Game We Play por Franck Bohbot

Siguiente post

Explorando New York con Vic Invades

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.