Música

Kanye West sacó nuevo disco “Ye” y es una bomba

Finalmente llegó. Kanye West lanzó hoy su octavo disco de estudio titulado Ye. Y fiel a su estilo, lo presentó junto a su esposa Kim Kardashian frente a amigos y periodistas en un pequeño evento bajo la sombra de las montañas de Wyoming, escenario donde el icónico compositor, rapero y productor produjo por su cuenta y en soledad el álbum de  7 tracks.

Ye se apoya en lo que fue ese proceso, mostrando el paisaje en su artwork y sumando la frase-chiste I hate being bi-polar, it’s awesome (odio ser bi-polar, es increíble), para darnos pinceladas de lo que pasa por su mente, habiendo desaparecido en el último tiempo para volver a re-surgir bombardeando Twitter con reflexiones y dando un polémico apoyo al Presidente de los EEUU, Donald Drumpf. Y como el genio del marketing que es, sacó la foto de la tapa camino a la presentación del disco. Él es así: es Kanye.

Las letras tocan la actualidad, con sutiles referencias a la batalla rap-mediática entre Drake y Pusha-T, pero también derivan en expresiones que parecen salidas directamente de la mente de Kanye, como tantas veces lo hicieron sus tweets. Frases en las lyrics como I don’t take advice from people less successful than me (No acepto sugerencias de personas menos exitosas que yo) o Today I thought about killing you (…) I think about killing myself, and I, I love myself way more than I love you (Hoy pensé en asesinarte … Pienso en suicidarme, pero yo, yo me amo más de lo que te amo) muestran a un Kanye que desnuda sus pensamientos una vez más.

Cargado de samples vocales y explotando al máximo su faceta de productor, el álbum se deja escuchar y motiva al mismo tiempo. Tiene esa cuota de épico otorgada por la construcción narrativa sobre su retiro a la montaña para componer, sumado a una artística sonora impecable. I Thought About Killing You, Wouldn’t Leave Violent Crimes son claros ejemplos de la producción envolvente que genera West (que nos retrotrae a la que supo crear en temas como Waves y Ultralight Beam). Y de la nada, aparece la voz clara y distintiva de Kanye, como bajando de una cima para predicar.

Kanye West vive en la polémica y en el centro de la escena. Las luces siempre lo apuntan, aún cuando desaparece. Y si bien confunden sus acciones o no parecen seguir algún tipo de coherencia, su música siempre se mantuvo en lo más alto. Por eso, disfrutamos de este disco. Disfrutamos de este Kanye. Gracias por volver.

Anterior post

Zero Waste Bistro en NYCxDesign 2018

Siguiente post

Amy Winehouse, Before Frank

Y

1 Comentario

  1. 29 junio, 2018 at 11:17

    […] feature de Talk Up, ataca a Kanye por disputas pasadas (aún cuando colaboró con las letras de Yikes, uno de los tracks del nuevo disco de West) en 8 Out of 10 y se define como el número 1, intocable en Blue Tint y Sandra’s […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.