¿Te gustaría trabajar en un lugar en el que el esparcimiento y los lugares pensados para alimentar al máximo la capacidad creativa son lo más importante? Entonces bienvenido a las oficinas de Dropbox en San Francisco.

Con el rediseño de sus 300.000 metros cuadrados a cargo del estudio Rapt, el resultado es un ambiente de trabajo que mezcla una paleta intensa de colores, muchos espacios de gran confort y un gran sentido de la estética.

Ya se ve desde la calle: el vestíbulo te invita a entrar y explorar, con espejos gigantes que borran la percepción entre el interior y el exterior. De esta forma, reflejan uno de los valores fundamentales de la empresa: la capacidad infinita de almacenamiento y diferentes posibilidades. El detalle de las bolas de musgo que cuelgan en el lobby hablan de un espacio en constante evolución, además de un lugar donde podés ensuciarte las manos.

 

las-oficinas-de-dropbox-en-san-fracisco-03

 

Para el resto del edificio el pedido no era sencillo: el amplio espacio que contiene las oficinas necesitaba guías visuales definidas para apoyar la colaboración entre los muchos equipos de la compañía. La solución fue crear un diseño urbano basado en puntos de referencia, barrios y valores comunitarios compartidos.

El concepto de vecindario surgió en la fase de descubrimiento, cuando Rapt Studio aprendió que una fuente importante de frustración en la antigua oficina era que la mayoría de los espacios de trabajo estaban situados en pasillos estrechos – haciendo la colaboración difícil, perturbadora o ambas. Así que crearon espacios distintivos y salas de reuniones para alinearse con las necesidades de los diferentes departamentos. Grupos de 40 a 50 personas podrían crear sus propias subculturas de empresa basadas en sus personalidades colectivas, desde los ingenieros, tranquilos e introspectivos, hasta los vendedores más sociales y vocales.

Además de los diversos «barrios», se crearon otros espacios estratégicos para diversos modos de trabajo:

La biblioteca – Inspirada en el teatro italiano de 1970, es un lugar con paredes curvas y alfombras mullidas, ideal para retirarse a leer o enviar algunos correos electrónicos. Cuando la luz del sol brilla a través de las ventanas, todo el espacio brilla en tonos rosados… el epítome de la suavidad.

 

las-oficinas-de-dropbox-en-san-fracisco-12

La sala de enfoque profundo – si la biblioteca se percibe como un espacio tranquilo y descafeinado, esta es la versión espresso. Un cuarto más oscuro que trae su trabajo al frente, este lugar es perfecto para ir a escribir código por 12 horas ininterrumpidas. Fue convenientemente flanqueado por otros espacios más chicos para manejar crisis.

 

las-oficinas-de-dropbox-en-san-fracisco-13

El Karaoke Bar – Inspirado en los inicios de Dropbox, el bar es un espacio de reunión que todavía retiene el espíritu de sótano de casa, un lugar donde los empleados pueden relajarse después de una larga semana, coronando con un Happy Hour todos los viernes.

 

las-oficinas-de-dropbox-en-san-fracisco-09

 

 

 

 

Anterior post

Elementos icónicos de películas de culto por Jordan Bolton

Siguiente post

3 restaurantes para visitar en Lima

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.