Entrevistas

5 Preguntas a Delfina Carmona

Las fotografías de Delfina Carmona emanan un espíritu traslúcido que narra poemas desde el minimalismo más ácido. Ella no ostenta con objetos sino seduce con lo imposible a través del rayo de luz. ¿Es una Instagramer? No lo sabemos. Pero sus imágenes hablan de un no-lugar, de colores y también de su corazón. Como un diario íntimo, ella con su mirada, con sus aguas y reflejos que no hacen más que confundirnos de la manera más lúdica y atractiva que se nos puede ocurrir. Perdete en su mundo con cinco preguntas.

1- Tus fotografías evocan una composición y textura bastante eclécticas. ¿De dónde vienen?

En realidad, mi primer palo artístico fue el teatro. Estudié actuación durante bastante de tiempo y después del secundario me anoté en Dirección de Escena en el IUNA. Y la verdad es que eso me dio grandes conocimientos visuales, creo que fue como un hallazgo de cosas que no me esperaba. Se hacía mucho hincapié en la estética, la escenografía. Y eso para mí fue un puntapié absoluto hacia lo visual. El trabajo sobre la composición de las escenas me influyó muchísimo en lo que hago hoy. El tipo de fotografía que más me gusta, en general tiene que ver con armar una puesta, jugar con el lado más escenográfico, con el uso del color. Creo que eso viene un poco de esa época de estudiar dirección de escena. Después, inevitablemente empecé a interesarme por la fotografía y ahí sí, cuando dejé el IUNA me metí de lleno a estudiar foto.

2- En tus escenas, quizá ahora podemos llamarlas así, sos bien minimalista. ¿Qué significa este uso de lo poco y lo suficiente?

Creo que ese minimalismo lo sostengo en varios aspectos, es casi un estilo de vida. Y aunque siento que aún no llegué a ese estado de tener lo mínimo absoluto, es algo a lo que aspiro. Todos terminamos teniendo mucho más de lo que necesitamos. Y en cuanto al arte, me pasa lo mismo. Me gusta la búsqueda en lo despojado y trabajar con pocos elementos. Disfruto de ver una imagen limpia y poder hacer hincapié en un objeto o color determinado. Lo barroco se opone bastante a mi estilo en el que de repente un destello de luz puede ser el todo de la imagen.

3- ¿La luz natural es todo?

¡Sí! Es mi materia prima 100%, un disparador de inspiración total. Quizá veo una luz particular, y ya me estoy imaginando una situación, se arma algo en mi cabeza inmediatamente. Por otro lado, también hay búsquedas puntuales que tienen que ver con épocas y procesos personales. Me gustan mucho algunos artistas que laburan con luces artificiales como el neón, pero siento que es un terreno no explorado aún. Es como un amor platónico todavía. Creo que hay una impronta muy personal en el uso de la luz natural, y ahí me siento cómoda. Me enamora la magia del rayo de sol que puede iluminar a una persona u objeto y va mutando su forma abarcando cada espacio.

4- ¿Cuánto hay de retoque en la postproducción de la foto?

Casi nada. Cuando se trata de retratos, por ejemplo, jamás le haría retoque porque siento que ahí está la magia, en mostrar a la persona hermosa como es. De hecho tampoco retoco cuando la protagonista de la foto soy yo. Sí trato de editarle un poco el color pero con el mínimo de saturación posible y en determinados colores que quiero destacar. Pero me gusta mucho la foto natural, de hecho me encanta trabajar una estética de grano también. También veo desde dónde surge la imagen, no es lo mismo verla en cámara, en compu o en el celu. Siempre es distinta. Por eso a veces le hago mínimos ajustes finales en el teléfono antes de subirla. Pero si no, siempre voy a elegir la menor edición posible.

5- Si entro a tu cuenta de Instagram y hago un scroll general de tus imágenes, ¿qué música suena?

¡Ay qué difícil! La verdad es que estoy escuchando música todo el tiempo y me gusta de todo. Quizá es difícil decirte solo una banda, pero hay algo de la música electrónica en general que me gusta mucho, es un género que escucho bastante. También suena mucho lo experimental, Radiohead, algo de pop y te diría que hasta música clásica. Hay un poco de todo pero nada demasiado ruidoso. Pero sí te puedo decir que laburar con música es esencial para mí, es lo motivante.

#5Likes > Haruki Murakami, Lukasz Wierzbowski, Can Dagarslani, Thom Yorke, Luca Guadagnino.

Anterior post

Reebok Classic presenta "Always Classic"

Siguiente post

Lux Noctis por Reuben Wu

Let Abramec

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.