Al frío lo asocio con una cosa y solo una cosa a la hora de comer: guiso de lentejas. Claramente un plato bien invernal, debo confesar que más de un día de verano añoro temperaturas cercanas al cero para poder servirme un bowl (o dos, para que mentir a esta altura del partido), acompañado con un rico pancito y queso rallado.

No podía faltar, entonces. Y usamos una receta que, con un par de toques especiales, resulta en el guiso más rico que hayas probado jamás.  Modestamente, no queremos meternos con herencias familiares, pero juramos que no tiene nada que envidiarle a la receta de la abuela. Llueve fuerte en Buenos Aires, ¿y si marchamos un alto guiso?

 

Come Algo Rico - Alto Guiso de Lentejas -02

 

Alto Guiso (Guiso de lentejas con chorizo colorado)

*40 minutos*

(Por Itsvan, fotos de Sofi Garay, producción de Paula, de PES Motion Studio)

INGREDIENTES (comen 2/3)

•240 gramos de lentejas
• 1 cebolla
• 1 zanahoria
• 1 ají (o pimiento) verde
• 1 chorizo colorado (50 gramos aproximadamente)
• 100 gramos de panceta ahumada
• 2 dientes de ajo
• Aceite de oliva o girasol
• 100 ml de vino blanco (el más barato que encuentres)
• 600 ml de caldo de carne
• 200 ml de puré de tomate
• 3 clavos de olor
• 2 hojas de laurel
• Sal
• Pimienta
• Pimentón dulce

VAS A NECESITAR…

• Un cuchillo para las verduras
• Un cuchillo para el chorizo colorado y la panceta
• 2 ollas
• Una cuchara de madera

Cover

 

PREPARACIÓN

 

Arrancá organizando los ingredientes de esta forma para ahorrar tiempo:

  • Lavá las lentejas. Si querés, podés dejarlas durante un día en remojo en agua o caldo de verduras (la mejor opción, para que las lentejas absorban su gustito)
  • Prepará el caldo de carne. Para hacerlo, colocá en una olla agua fría y los caldos y a partir de ahí empezás a hervir. Tené cuidado con la sal del caldo y el nivel de concentración de sabor que deseas obtener (a mayor cantidad de cubos, más concentración de sabor y sal va a tener)
  • Insertá los clavos de olor en la cebolla entera y pelada.
  • Cortá la zanahoria y el ají en brunoise (o lo más chico posible)
  • Pelá y cortá el chorizo colorado en rueditas
  • Cortá la panceta en bastones bien finitos de 4 centímetros de largo por ½ centímetro de ancho.
  • Cortá el ajo en brunoise (o lo más chico posible) y agregale un chorrito de aceite para que no se oxide.

En una olla con aceite, salteá a fuego medio las ruedas de chorizo. Agregale los bastones de panceta.

Bajá el fuego e incorporá la zanahoria, el ají verde y el ajo. Agregale una pizca de sal por verdura para que los vegetales suden y liberen sus jugos.

Agregá las lentejas (escurridas) y la cebolla entera con los clavos, y seguí salteando durante un rato más.

Vertí el vino, dejá que el alcohol se evapore y agregale el caldo de carne y el puré de tomate. Condimentá con sal, pimienta, pimentón y laurel.

Para guisar, tapá la preparación durante aproximadamente 40 minutos a fuego medio o medio bajo, si las lentejas estuvieron previamente en remojo.

Para darte cuenta si el guiso ya está listo, probá una cucharada de lentejas. Si no están ni duras, ni muy blandas, ya podés servirlo. ¡A disfrutar!
(la base de esta receta es del Colegio de Cocineros Gato Dumas)

 

 

Anterior post

Kokuban Art: el arte japonés de dibujar en pizarrón

Siguiente post

Una idea para un lunes menos lunes

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.