Lo mundano en las obras de Larry Madrigal

Lo doméstico, lo ordinario, lo mundano; ciertamente, no hay escasez de estos temas en las artes visuales. Los pintores arrancarán objetos de sus hogares (manzanas, flores, una taza, un libro) e intentarán proyectarlos bajo una nueva luz. La mayoría de las veces, estos experimentos no producen resultados extraordinarios.

Pero hay algo muy fresco en la forma en que el artista mexicano-estadounidense radicado en Phoenix, Arizona, Larry Madrigal, eleva lo que es un lugar común. Congela sobre el lienzo no meros objetos sino pequeñas narrativas, un estilo que hace que su trabajo sea particularmente delicioso.

Mamá, con las llaves en la mano, está lista para ir a trabajar mientras papá y el bebé aún duermen. Por la noche, cuando la mamá y el bebé están descansando en otra habitación, un papá hambriento abre la nevera, la botella de Coca-Cola y el tazón de cereales. Una pareja de caninos copula en algún lugar del fondo, un pájaro bebe de una piscina sobre la que navega un barco de papel. Un sostén se encuentra cerca del sofá. Inspirando afecto, estas escenas, que presentan la emoción, las presiones, el peso y el esplendor caótico de la vida familiar urbana moderna, reflejan la existencia misma del espectador aunque se deriven de las experiencias personales del artista.

(vía)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.