Siguiendo un poco la temática que arrancamos la semana pasada, para esta semana seguimos con un sólo color para todo el outfit, pero esta vez abrimos las opciones a todas las del arcoiris. Rojo, azul, púrpura y hasta violeta total son las propuestas para ponerle mucho color al invierno, una tendencia que no es nueva pero sí necesita de un empujoncito a la hora de implementarla.

A la hora de vestirse monocromo es vital tener en cuenta el tono de tu piel: ¡una buena combinación puede lograr que todos tus mejores atributos se resalten! Los colores de piel claros se llevan bien con los tonos cálidos, mientras que los más tostados son ideales para llevar con un espectro más frío.

Si todavía no te animás a los tonos más osados (¡no cualquiera puede llevar un total look en naranja!) los tonos neutrales como blancos, negros, beige y marrones son los ideales para meter un dedito en el agua e ir probandose esta tendencia. ¿Se animan?

 

 

Ph. via Pinterest

Anterior post

Dinámica presenta SuperHábit del colectivo FLUO

Siguiente post

Danny MacAskill: el rey del street trial

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.