La historia de mi vida por la mañana es algo así: me encuentran medio dormida, con 5 minutos disponibles para estar lista y sin haber preparado la ropa que quería ponerme desde el día anterior (posta, si tienen la constancia de hacer eso, me saco el sombrero… es un arte que jamás logré dominar).

Tal vez sea ese, o mi eterna búsqueda de la comodidad lo que hizo que ya más de la mitad de mi vestidor se haya visto inundado cada vez más de zapatillas. Lo más curioso es que creo que la elección de todo lo que me pongo arranca por los pies. Blancas o negras, de telas especiales o cuero, más deportivas y con suelas cada día más tecnológicas… las opciones son infinitas.

Pero vestirse para toda ocasión con zapatillas no es tarea sencilla, por lo que quise compartirles algunos tips para que usarlas no sea un dolor de cabeza, y una galería para inspirarlos a animarse a bajarse de las botas, las sandalias y los tacos y adoptar de una vez por todas las zapatillas para todos los días.

Stockeate con el modelo que te gusta en diferentes colores y telas. Si sentís que te queda bien, que es cómodo y te resulta fácil combinarlo, no hay nada mejor que convertir a tus zapatillas favoritas en tu propio clásico.

 

 

Hay modelos que se llevan todas las miradas, ¡así que llevalos con actitud!

 

 

Hay muchos estilos aptos para la oficina, mantenelos siempre impecables y combinados con básicos para ponerle un poco de condimento a la rutina.

 

 

¿Con o sin medias? Algunos pares se llevan muy bien con un poco de color y textura, ¡animate!

 

 

¡Ojo! Si bien somos amantes del ejercicio, no está bueno usar las mismas zapatillas que llevas al gimnasio para salir.

 

Anterior post

Respect the Architect por Franck Bohbot

Siguiente post

Collages by Linda Bernhard

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.