EntrevistasMúsica

Mariano Marcial presenta su proyecto «Magia Blanca»

"Magia Blanca" de Mariano Marcial

El dj y productor, también conocido como Deep Mariano o Mariano, presenta un nuevo proyecto experimental que rompe con los esquemas en los que guió su proyecto musical hasta la actualidad. Propone alejarse por un momento de la pista de baile y ofrecer a los oyentes un escenario de escucha atenta y reflexiva, que invita a un viaje por distintos climas al recorrer los 13 tracks que contiene el disco. Conversamos con él para conocer el «detrás» de este nuevo lanzamiento, que puede escucharse en distintas plataformas desde el 20 de noviembre.

¿Cómo surge la idea de armar el proyecto “Magia Blanca”? ¿A qué remite el nombre?

Magia Blanca surge de un proceso personal que no tuvo que ver directamente con la música, pero modificó la forma de relacionarme con ella. Se fue gestando como reflejo de un trabajo de exploración interna. Surgió desde poder reconocerme como una persona ególatra, y de comenzar a buscar diferentes herramientas para enfrentar este dilema y tratar de corregirlo. No fue originalmente pensado como álbum ni como show en vivo, de repente me encontré con que tenía grabada bastante música que compartía una misma intención, y decidí armar la historia en formato de álbum. Luego la idea se completó con un show live y visuales. 

Creo que si hay algo a lo que podemos llamar “magia” es al proceso de manifestación, y al poder de crear realidades diferentes que todos tenemos. Este proyecto es subproducto de un pensamiento con una intención positiva y de ahí surge el nombre.

En los últimos años tu carrera llevó a un proceso de cambiar el nombre quitando el “deep” del modo de presentarte. ¿Cómo se fue dando ese proceso y cómo se relaciona con este nuevo proyecto?

Cambiar el nombre, o mejor dicho, quitarle una parte, fue también producto de este proceso en el que cambié mi manera de ver las cosas. Pensé que necesitaba hacer un reset, con todo el riesgo que un cambio así conlleva. No tuvo que ver con un cambio musical, porque de ser así debería cambiarme de nombre todo el tiempo. Los que han seguido lo que hago desde el 2000, cuando comencé, se habrán dado cuenta de que no soy de repetir fórmulas. Esto también creo que tiene su nivel de riesgo, hay mucha gente que cuando cambiás se decepciona o se enoja, pero a mí particularmente me resulta divertido. En este nuevo proyecto uso por primera vez mi primer y segundo nombre, porque Mariano solo es bastante impersonal y difícil de encontrar o asociar.

¿Cómo fue el proceso de conformación del disco? ¿Fue pensado como un todo o es la suma de distintos proyectos?

Es la suma de darle forma a diferentes cosas que grabé entre 2017 y 2019. Algunas comenzaron a partir de grabaciones de campo en diferentes ciudades, otras a partir de jams con maquinas en el estudio y otras a partir de sampleos. La particularidad de este proyecto es que grabé la mayoría de las percusiones jugando en casa con instrumentos que me fueron regalando durante años, otros que compré y otros que pedí prestados, por ejemplo, partes de una batería. El resultado es un collage entre grabaciones de campo, percusión grabada en vivo, maquinas de ritmo, sintes y samples.

El comienzo del disco denota una relación directa con los sonidos mántricos y la música oriental a través de los cánticos y las percusiones. ¿Cómo se fue gestando la incorporación de estos sonidos en tu música? ¿Es una relación reciente o viene desde hace mucho tiempo?

En estos años estuve investigando y estudiando un poco otros usos de la música, cosas que se salgan del modo lúdico o el entretenimiento. Así encontré -entre otras cosas- algunos ícaros que se usan en rituales medicinales de Centro América. Las voces del track 2, luego de la intro, son de Rolando Tangoa, un chamán del Perú con el que me puse en contacto y pude obtener el permiso para usar los sampleos.

Con respecto a la percusión, es algo que siempre estuvo presente en mi música. Cuando empecé, a principios del 2000, hacía como un deep progressive bastante percusivo, pero generalmente secuenciado a partir de samples. Mas adelante empecé a cambiar el sonido y a usar máquinas de ritmo y percusiones mas sintéticas. En este disco en cambio, la mayoría es tocada y grabada con un micrófono condenser.

Elegiste el formato cassette para darle un carácter físico a tu proyecto. ¿Cómo surgió la idea de hacerlo de este modo y por qué?

En realidad, lo que salió en cassette fueron jams de unos experimentos que hice tratando de tocar algo totalmente diferente a las estructuras de las canciones o del show en vivo, pero disparadas a partir del mismo proyecto con el que hago el live. Son grabaciones de una toma y elegí el cassette porque era lo más rápido que podía materializar, para tener algo físico que se pueda llevar la gente que fue al primer show en Rosario. Hice solo 20 copias numeradas a mano.

¿Qué significado tiene en tu carrera la consolidación de Magia Blanca, teniendo en cuenta que sos un artista que se presenta continuamente ante un público que busca música de baile?

Lo más importante de este proyecto es lo que siento a nivel personal, el hecho de hacer algo sin importarme justamente lo que plantea esta pregunta. En el 2009 cuando hice Toolbox, estaba en el medio de un delirio de ego y en cierto modo buscaba ser famoso, que es algo completamente infantil y, quieras o no, se refleja en la música que uno hace. Se re nota cuando alguien hace música solo buscando eso. Este proyecto es todo lo contrario.

¿Qué respuesta obtuviste del público en la presentación oficial de Magia Blanca?

Asistencia perfecta, estaban todas las personas que quería que me acompañen. Fue super intimo, para 50/60 personas, y lo hice en Bon Scott, un lugar de Rosario que tiene una magia especial y por eso lo elegí para hacer esto por primera vez. Lo mejor es que tuve algunos feedbacks que me pusieron muy contento, porque sin contar con palabras de que iba la cosa, llegó igual el mensaje.

¿Cómo continua esta nueva faceta tuya, luego del lanzamiento? ¿La idea es seguir presentándolo en distintos escenarios?

Mi idea es hacerlo pocas veces en el año pero que todas sean especiales por algo. La próxima será super especial porque es en el Festival Aurora, en el Valle de Cacheuta en Mendoza. Es un festival de 3 días al que asistirán personas de todo el mundo, está hecho por un grupo de personas con las que compartimos amistad, valores e intenciones. A los que puedan, les recomiendo asistir el 6, 7 y 8 de diciembre.


Podes escuchar Mariano Marcial – Magia Blanca en Spotify o YouTube

Anterior post

Ediciones El Fuerte - Riso

Siguiente post

'Rejected Posters', por Sofia Noceti

Manuel Oubiña

Más ser que parecer.

1 Comentario

  1. Mariano Marcial
    27 noviembre, 2019 at 10:21

    Grácias por el espacio chicos <3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.