“Me estás atrapando otra vez”

“Me estás atrapando otra vez”

Por Bobby Flores para Infobae.

Compuesta por Ariel Rot y Julián Infante en España a principios de los 80, permaneció en un cajón hasta que una década después se terminó de escribir en Buenos Aires y vio la luz con Los Rodríguez en la voz de Andrés Calamaro. Las distintas versiones que fueron grabadas y el verdadero significado de la letra contado por uno de sus autores

Esta es la historia de una canción distinta. “Me estás atrapando otra vez” es una de esas páginas que hacen único a un libro, esos días fuera de nuestra vida, como la persona destacada en la multitud. Obra del talento, el buen gusto y la dedicación de dos tipos también originales. Con la acepción de original que tienen los orientales. Para ellos el original no es el que hace algo primero, original para los japos es el que no se puede imitar. Estoy hablando del dúo Los Divinos. Ariel Rot y Julián Infante.

Juntos son, eran, Trinity y Bud Spencer. El Avispón Verde y Kato. Un par de guitarras imbatibles. Y “Me estás atrapando otra vez” es una canción de ellos, eterna. Tiene infinidad de versiones, la mayoría lejos de la verdadera. Los Pericos hacen una versión hermosa en su nuevo disco “Viva Pericos” con Ruben Albarrán, cantante de Café Tacuba nada menos. Muchas otras que escuché preferí olvidarlas.

Ariel estaba exiliado con su familia en España en el inolvidable por lo espantoso 1976. De abuelos ucranianos también exiliados, primero de los nazis, después del stalinismo, y sus padres exiliándose de los militares argentinos. Allí instalado portando su guitarra se encuentra con otro argentino en la misma, Alejo Stivel, hijo del genial director televisivo y teatral David Stivel, el que hizo “Cosa Juzgada” en la tele argentina. Obviamente también tuvo que escaparse de los militares. Allí los dos ya tenían el gen del rock argentino inoculado.

Con tres españoles deciden armar una banda. El baterista Manolo IglesiasFelipe Lipe, bajista, mas un rocker de refinado gusto llamado Julián Infante en la guitarra. Plenos adolescentes se embarcan en la aventura de la música. Arman entonces Tequila. Terminaron dejando en un lustro la marca más profunda en la historia del rock español.

Graban el disco “Matrícula de Honor” en 1978, unos meses después son la banda que acompaña a Moris en el inigualable “Fiebre de Vivir”, que tiene “Sabado a la Noche” y “Nocturno de Princesa”, por ejemplo, hasta que sale en 1979 “Rock and Roll” y se consagran. Un par de discos más, unas cuantas giras exitosas hasta que en el 82, entre virtudes y vicios al 50%, se separan.

Alejo Stivel se convierte en productor de discos de Joaquin Sabina y La Oreja de Van Gogh entre otros cientos, mientras Julián Infante y Ariel Rot encaran sus carreras solistas. Ariel toca la guitarra en los primeros discos solistas de Andrés Calamaro post Abuelos de la Nada, hasta que ya con Andrés en España deciden armar Los Rodríguez, quizás el cenit del rock hispanoparlante a ambos lados del océano.

Aquí, con Los Rodríguez, aparece “Me estás atrapando otra vez”.

Recuerdo en una cena porteña a Julián Infante contándome que esa era una canción que venía de los años Tequileros aunque nunca llegaron a grabarla. En lo que me respecta, cuando apareció el tema enseguida sonó en la radio causando un furor pocas veces visto. Creo que jamás noté a tantas chicas pidiendo la misma canción, arrastrando obviamente a los muchachos que sabiendo que a sus chicas les iba a gustar lo pedían más todavía.

No obstante, los musicalizadores notamos que algo más oscuro que una pérdida amorosa subyacía en esa letra brillantemente ambigua. Pero prejuicios de lado, es una de las baladas más bellas que el rock y aledaños haya generado.

Ariel está en Madrid, pero hablando del nuevo disco de Los Pericos surge lo obvio. “‘Me estas atrapando otra vez’ tiene una historia muy larga, de una década, casi una vida te diría. En esos tiempos diez años era toda una vida para mi. Empieza por 1983, estábamos queriendo componer para el último disco de Tequila que nunca se llegó a grabar. Viviendo en una situación de pre-separación, cuando ya pocas veces estábamos todos en el local de ensayo, las canciones no las componíamos juntos, en fin. Ese día estábamos Julián y yo que éramos quienes siempre solíamos estar, cuando Julián empezó a tocar esta vuelta de acordes de la estrofa, ¿no?. Como siempre había algún amigo que se sentaba en la batería si Manolo no estaba, la empezamos a tocar improvisando arriba, sin ninguna pretensión. Se ve que se me quedó en la cabeza porque unos días después me despierto y antes de desayunar incluso me pongo a escribir y me salen las cuatro estrofas enteras. Desde ‘me despierto pensando…’ en adelante salen solas. Pasó que no se bien en qué situación estaríamos, pero ni la mostré. Ahí quedó. No recuerdo que la hayamos intentado tocar con Tequila ni nada parecido. Finalmente ese disco nunca se grabó, Tequila se separó, yo empecé mi carrera en solitario que salió con ‘Debajo del Puente’ y después ‘Vértigo’, todo material nuevo. Así que esta canción tiene la característica de que fue olvidada muchas veces…”

Nos reímos los dos del olvido involuntario, y también a los dos nos parece increíble que así haya sucedido. Pienso yo que así pasa muchas veces con las cosas verdaderamente importantes, salen tan perfectas que suponemos que ya nada hay que tocar ahí.

Y la verdad es que no.

Sigue Ariel Rot: “Después de esos dos discos me fui por una temporada a Buenos Aires, quería alejarme un poco de ‘situaciones tóxicas’ y empezar a componer mi tercer disco en solitario. Ahí en Buenos Aires recuperé ‘Me estás atrapando otra vez’ aunque me di cuenta que le faltaba algo, digamos le faltaba la cúspide emocional de la canción así que le compuse el puente: ‘ese pulso que jugué porque quise lo perdí, nunca me podré olvidar de ti…’. Grabé un demo de unas cinco o seis canciones allí en la ciudad del puerto para mi supuesto tercer disco solista. En ese demo vino Andrés Calamaro a tocar el teclado y puso el piano en la maqueta, ahí conoció la canción. La temporada se alargó y me quedé tres años en Buenos Aires. Era el año 90 cuando vuelvo a Madrid ya con Andrés y con Julián Infante y Germán Vilella esperándonos aquí para hacer Los Rodriguez. El primer disco lo compusimos en tres meses en un pico de creatividad, urgencia y necesidad. Obviamente ni pensamos en esta canción, porque desde que la habíamos empezado a tocar con Julián hasta que la terminé de componer en Buenos Aires habían pasado cinco años, y hasta que la grabamos con Los Rodriguez en ‘Sin documentos’ pasaron otros cinco. Una década. Cuando empezamos a tocar los temas de ‘Sin Documentos’ de repente la empezó a cantar Andrés, que la canta de una manera extraordinaria. Ahi si, finalmente la grabamos. Julián me dice “¿Tú te acuerdas como compusimos esta canción…?’, quizás pensando que me iba a adjudicar la autoría 100%, cosa que jamás hubiese hecho, pero ya habían pasado diez años, y aunque parecía que Julián nunca se enteraba de nada tenía muy presente que esa canción había surgido de su riff de guitarra, por supuesto…”

En un momento difícil, le recuerdo, sabiendo que estaban en plena separación de Tequila nada menos.

Presiento que Ariel sonríe mientras me dice: “‘Me estas atrapando otra vez’ medio que refleja ese momento. La separación de Tequila, tremendas luchas internas con nuestras adicciones, las dificultades de la ruptura y lo complicado que es liberarse de lo que sea. Así que cada uno cargará su cruz al respecto. Y a pesar de haberla compuesto, te aclaro Bob que nunca canté esta canción hasta bien entrado este siglo. Pude sentirla mía mucho tiempo después de haberla hecho con Los Rodríguez. Además la verdad es que nunca fue un tema de difusión pero es el que más versiones tiene, yo mismo la grabé con M Clan, es el tema que siempre se canta cuando viene un invitado. La cantó Coque Malla hace poco. El otro dia en un concierto en Valencia me invitó Andrés Calamaro a subir al escenario y la hicimos, me doy cuenta que es un tema muy poderoso de mi repertorio, y ahora se suma la lindísima versión de Los Pericos con Albarran de Cafe Tacuba”

Hoy Ariel es un tipo feliz casado hace 20 años, padre de Mateo y Valentina, instalado en Madrid y en plena carrera expansiva. Cada vez más amado y respetado por sus pares y todos quienes lo conocemos. Julián murió a los 43, víctima del Sida de mierda. Apenas pudo asomarse a este milenio, aun lo lloramos todos los que lo conocimos. Le sobreviven dos hijos y un nieto.

Desde mi, adoro a estos tipos con los que he vivido momentos inolvidables y hermosos. Y eternamente celebraré mi amistad desde lejos con Ariel Rot. Se te extraña chaval.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

También puede interesarte...

Coca-Cola Future Room

Un excelente instalación, la Coca-Cola Future Room. Con motivo de los 125 años de Coca-Cola, el artista Antilop ha transformado una galería en una habitación futurista e innovadora. Tomando el universo de la

Seguir leyendo »

Vans X Eley Kishimoto

Hermosa colaboración entre los amigos de Vans y la casa de diseño Británica Eley Kishimoto, trabajando en conjunto llegaron a esta colección de edición limitada que incluye

Seguir leyendo »
Vuelve al inicio