Cambiar el look es toda una decisión y un proceso. Acá te cuento qué cosas tenes que tener en cuenta antes de dar ese paso.

 

Ya lo decía la gran Coco Chanel: “una mujer que se corta el pelo, está a punto de cambiar su vida”. Y, de hecho en nuestra cultura, cortarse la melena representa el comienzo de algo nuevo.

Un corte de cabello, generalmente, ayuda a mejorar el ánimo y llena de buenas vibras. Pero un cambio es un cambio y si se trata de uno muy radical, cuando hablamos de pelo, puede provocar algo miedo.

 

 

¿Por qué? Entre otras cosas puede estar relacionado al apego con la imagen que tenemos que, por otro lado, es justamente la que creemos que más nos favorece. Sin embargo, un corte de melena no tiene por qué implicar un cambio radical de look. Del blanco al negro siempre hay toda una gama de grises que se pueden aprovechar trabajando en cambios que se ajusten a las necesidades o estilo de cada persona.

 

 

Lo importante es que estén seguras de querer una nueva imagen, nada de cambiar por cambiar, si no están convencidas, mejor ir haciendo un cambio gradual para empezar a perder las reticencias y ver que realmente ese cambio las hace lucir más favorecidas. Por ejemplo, si son de las que tienen el rostro fino y quieren un cambio total, una de las mejores opciones puede ser un corte pixie, en cambio, si se trata de facciones más redondas o cuadradas, lo más seguro será decantarse por un corte BOB o LOB, tan favorecedores y de moda por estos tiempos.

 

 

Otra de la cuestiones a tener en cuenta a la hora de decidirse por un cambio de look es que no hay que cortarse pensando en cuándo te va a crecer el pelo después porque eso ya pone de manifiesto que no están del todo convencidas del paso que van a dar. Además, es importante tener en cuenta que si están atravesando una etapa de cambios muy fuertes es mejor no tomar este tipo de decisiones, porque puede ocurrir que se arrepientan y no terminen de disfrutar de todo lo que aporta renovar la melena.

En definitiva, ya sea que necesiten un cambio de look, por cuidar el cabello o, simplemente, porque tienen ganas, el corte que sigue haciendo furor esta temporada es la melena media con un largo máximo de 4 centímetros por debajo el hombro, siempre muy relajadas acompañadas de ondas suaves o abiertas y también del tan querido flequillo dependiendo del corte de rostro.

 

 

Renovarse es vivir, dicen, ¿se animan a la tijera?

 

Anterior post

Nelumbo presenta su tercer disco en La Tangente

Siguiente post

Camiseta por el 120 aniversario de la Juventus

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.