El invierno aún no llegó y la primavera 2016 ya tiene su color propio: el rubio platinado o ice blonde.

 

La temporada otoño invierno aún no ha finalizado y los castaños con diferentes matices dejarán paso definitivo a los tonos nórdicos, arriesgados y atrevidos. Por su puesto, que más allá de sus encantos, no puedo dejar de contarte que obtener este tipo de coloración puede llegar a ser muy agresivo si tu tono natural es oscuro, con lo que los buenos cuidados para que el pelo no se arruine y el platino no pierda brillo ni intensidad, serán esenciales.

 

 

A la hora de llevar a cabo esta coloración, lo más importante será valorar el estado actual en el que se encuentra el cabello. Factores como si ya está teñido o tratado químicamente, si lo mantenés hidratado o si tenés las puntas dañadas van influir, y mucho, por ejemplo, a la hora de decidir el largo recomendable para un cabello platinado. Es decir, que hay que valorar la textura capilar y también si el cabello es natural o teñido, antes de animarse a este cambio.

No todos los platinos son iguales y las celebrities siempre son una excelente fuente de inspiración si estabas pensando en animarte con estos tonos. Pero antes, también es importante aclarar que este tipo coloración depende mucho del tipo de cabello y los tonos que tengamos que aclarar, pero por regla general un buen rubio platino requiere dos decoloraciones y después un matiz para que quede perfecto, al mejor estilo Kirsten Stewart rocker y con raíces oscuras (nuestro favorito) o el rubio ceniza de Taylor Swift.

 

 

Otra cosa que deberás tener en cuenta si apostas a esta coloración es que tendrás que decirle adiós a la cara lavada ya que el rubio platino tiene aires rockeros muy potentes y eso exige complementarlo con un buen maquillaje que le aporte color a tu rostro y le quite palidez tan típica de las tonalidades nórdicas.

Para ir terminando, te dejo algunos consejos profesionales claves y muy útiles para mantener este tono per, sobre todo, para mantener el cabello saludable.

Hidrata tu pelo con mascarillas que refuercen la fibra capilar para que no se parta, utiliza sérums de proteínas, tratamientos reconstructores de colágeno y, semanalmente, realiza un baño para mantener el rubio hielo.

 

 

Ya tenés toda la información que necesitás saber, ahora ¿te animás al cambio?

 

 

Por Matías Costantini, Dueño y estilista de Kickaboo Peluquería (Libertad 1222, Recoleta. Web: www.kickaboo.com.ar)

Anterior post

Castello di Sammezzano por Roman Robroek

Siguiente post

El arte de Strook

Matias Costantini

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.