Si querés darle un upgrade a tu melena esta nueva técnica de coloración supera el sistema de las mechas tradicionales.

El shatush class, es una técnica que permite obtener reflejos sin que quede un efecto forzado. Por eso se diferencian de las mechas californianas, ya lo único que tienen en común es que proponen raíces más oscuras y puntas más claras, pero el resultado es completamente diferente.

Así, permite lucir en el cabello reflejos con una apariencia muy natural. Una vez aplicado es imposible distinguir dónde comienza el tono natural y donde la coloración del pelo porque no deja raíz cuando crece el cabello.

Debido a que el shatush no es un color, no podemos elegir una tonalidad concreta, por eso para realizarlo debemos tener en cuenta la tonalidad actual del cabello. En melenas rubias queda un tono súper natural, mientras que en cabellos oscuros aparecen a la luz del sol destellos de acuerdo al color natural del pelo.  Básicamente, con ésta técnica, las raíces permanecen más oscuras y el cabello se va aclarando progresivamente hasta llegar a las puntas, en forma de un degradado natural.

 

1

 

Si bien es perfecto para el pelo más claro, otro de los estilos perfectos en el que encaja esta técnica es en el cabello cardado. En el caso de que tengas el pelo rizado y quieras optar por esta alternativa llevará más tiempo la aplicación, pero el resultado bien merece el esfuerzo. Para las que lucen un corte BOB, esta técnica de coloración también es perfecta, el efecto será el del pelo que luciste en la playa con las puntas más claras que las raíces.

En definitiva esta técnica se caracteriza por aportar un baño de luz a todo tipo de cabellos, ya sean de tonalidades claras u oscuras, evitando los cortes de color y eliminando el efecto raíz, una vez que crece el cabello.  Luego de aplicado, las raíces permanecen más oscuras, aclarándose paulatinamente hacia las puntas creando un efecto armonioso y delicado.

Una de las grandes ventajas de la técnica del shatush class son su naturalidad y su alta capacidad de reversibilidad, ya que si el resultado no es el deseado es suficiente con dejar que se pierda el color hasta recuperar el tono natural del cabello sin tener que aplicar un color posteriormente como ocurre con las técnicas tradicionales. ¿Te animás?

 

 

Por Matías Costantini, Dueño y estilista de Kickaboo Peluquería (Libertad 1222, Recoleta. Web: www.kickaboo.com.ar)

ph. via Pinterest

Anterior post

Comé algo rico: Sandwich grillado de 4 quesos

Siguiente post

Tom Waits le escribe un poema a Keith Richards

Matias Costantini

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.