Eso es el long bob, favorece a casi todos los rostros y puede llevarse con raya al medio o a un lado, liso, rizado, recogido y más…

Las posibilidades del long bob son infinitas, permite hacer recogidos, crear ondas surferas y muchos otros estilos más como el half-up bun o rodete semi recogido, una buena muestra de esa versatilidad que tanto se le atribuye a este corte.

1

Entre otras de sus versiones el long bob puede cargase de aires neohippies y casual, con melenas ligeramente despeinadas, fáciles y prácticas de mantener.

2

Este tipo de corte se puede lucir lacio, ondulado, con raya al medio o de lado. Esta última alternativa es buena para las que tienen poco pelo o muy fino porque les da más volumen ya que el cabello a partir de la altura del pecho comienza a perder fuerza.

3

El corte long bob o LOB es una versión un poco más larga del famoso bob, pero mucho más capeado. Esta nueva variante le agrega forma y movimiento a las melenas, justamente porque se puede llevar con muchas más capas.

FOTO 4

Porque sus posibilidades son casi infinitas ya que puede reinventarse con ondas varias, con una raya lateral para una dosis extra de sofisticación o con puntas texturizadas para lograr un favorecedor efecto messy, es que le decimos sí al long bob y caemos rendidos ante sus encantos.

 

Por Matías Costantini, Dueño y estilista de Kickaboo Peluquería (Libertad 1222, Recoleta. Web: www.kickaboo.com.ar)

Anterior post

Volte-face, el lado B de los monumentos por Oliver Curtis

Siguiente post

Flores, flores y flores

Matias Costantini

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.