Las escaleras del MET, en la gala anual organizada por Vogue, siempre fueron la mejor vidriera para animarse a lucir los diseños más teatrales. Hace tres años para la presentación de “China: Through the looking glass”, Rihanna no solo ponía la vara más alta que nunca con una túnica amarilla salida de otro universo, sino que presentaba en el mundo de la moda a una de las revelaciones en la alta costura de los últimos tiempos: Guo Pei, diseñadora y couturier China, hacía su debut en el evento más importante de la moda del mundo occidental.

 

 

Nacida en 1967 en Beijing, China, esta diseñadora se convirtió en la segunda asiática invitada como miembro de la Chambre Syndicale de la Haute Couture luego del diseñador libanés Ellie Saab. Y tiene con que. Publicaciones de todo el mundo la denominan “la nueva modista del Imperio”, una exponente de la artesanía y fantasía teatral, comparada a menudo con genios de la talla de Alexander McQueen y Sarah Burton.

Hace poco se publicó el primer libro que condensa su trabajo, con una galería de imágenes al nivel de su excepcional talento. En ellas, casi como en un libro de cuentos, los diseños se ponen en escena en toda su complejidad. 

Así, en un mundo de fantasía, se puede encontrar un poco del trasfondo de la creciente influencia global del diseño chino en el mundo además de las complejidades de su transición cultural.

 

Anterior post

Masters of Craft por Franck Bohbot

Siguiente post

Murales prismáticos de Xomatoc en Lima

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.