Moda

Maria Cher Primavera Verano 2014: Orange is the New Black

 

Será que estoy obsesionada con la nueva serie original de Netflix, o que realmente es EL color de la temporada, pero el naranja viene asomando en los percheros de las casas de moda de Buenos Aires y amenaza con quedarse todo el verano. Está en carteras y zapatos, pantalones y vestidos, total looks y accesorios. Casi como un nuevo negro, el naranja dice presente en todos lados.

María Cher lanzó la semana pasada su colección para la temporada estival 2014, y no sólo se apoderó del color cítrico para acentuar una de sus mejores colecciones de los últimos tiempos, sino que la presentación vino de la mano de un makeover impactante: la remodelación de su local del Paseo Alcorta, de casi el doble de su tamaño original y con un look totalmente renovado.

Al piso de madera, con alfombras de pelo negro, un enorme sillón y pared de accesorios envidiable, se le acoplan eternos percheros con la presentación de una línea que busca que la mujer Cher se sienta como en casa. Las siluetas son simples, con géneros nobles y acentos de colores para el día: tonos vibrantes como el fucsia y el afamado naranja que se complementan con el blanco, negro, azul y verde militar para looks cálidos y relajados.

Por la noche la colección ruge con bordados en vestidos de seda y abrigos ligeros, estampas intrincadas en pañuelos y monoprendas y encaje y transparencias floreadas en faldas soñadas. Perdiéndole el miedo al total look, la propuesta incluye pantalones que se combinan con camisas estampadas en estampas violentas y hasta camuflados militares.

El jean es referente absoluto de la marca esta temporada, con varios modelos y lavados y con la atrevida propuesta de la vuelta del jardinero de jean, que vuelve sin escalas desde los noventas. Las chicas, enloquecidas: apenas horas después del lanzamiento de la colección, ya se estaban agotando…

Los accesorios son la frutilla del postre. Vuelven los sobres con el monograma MCH que fueron furor en el invierno (y hasta tienen mis iniciales, ¡qué casualidad!), las panchas en pelo y tonos estridentes y los stilettos con taco bajo y en punta más lindos que hay.

Vamos a jugar a un juego. La próxima que entren a un local de CHER, cuenten cuántas prendas las enloquecieron. Si son menos de 10, las dejo que me metan presa por mentirles. Total, si el uniforme es naranja…

 

Anterior post

El Amplificador de Garza Lobos

Siguiente post

El verano (blogger) de Pepe Jeans

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.