Moda

Rockin’ Flika

Rockin' Flika Campaña 2013 06

 

Como es de esperarse de una diseñadora que se pone la camiseta y juega a todo o nada por su mas reciente creación, Camila Straschnoy nos recibió en su showroom de Acassusso vestida de pies a cabeza por Rockin’ Flika. Una pollera larga de gasa negra y una remera con mangas metálicas, también negra, nos dan la pauta inicial que nos va a llevar a conocer la totalidad de su mundo.

Muy lejos de lo que es la marca ahora, RF comenzó en el verano del 2012 con trajes de baño a crochet y prendas encargadas por conocidos que terminaron dando forma casi por accidente a una colección. Como un artista que cura sus propias obras, Camila decidió llevar gradualmente sus diseños desde el aspecto más comercial que habían tomado en sus inicios hacia un lugar donde se siente más a gusto, el diseño de piezas únicas que siguen las tendencias y algunas prendas conceptuales. Este invierno optó por hacer menor cantidad de producción para darle más importancia a cada prenda en particular, dejando para la próxima temporada el diseño exclusivo de piezas únicas.

513 se llama la colección de invierno 2013 en honor al numero de la que fue su habitación cuando viajó a trabajar por primera vez a la New York Fashion Week. De ahí su inspiración, la caótica metropolis habitada por mujeres que se divierten a la hora de vestirse, que ella define como mujeres hipermodernas, urbanas y versatiles. El negro es el protagonista, que oscuro, minimalista y en ocasiones seductor tiñe monoprendas, sacos, remeras, polleras, leggings y unos llamativos pantalones de cuero. Destellos de color se ven en algunos items como el azul en un despampanante vestido de pailletes con mangas largas, marrón en un sobrio saco con solapas en negro y rosado en las mangas metálicas de las remeras.

Los favoritos de la temporada son el sweater Bleecker, tejido en color habano con cortes irregulares que sólo pudimos ver en fotos ¡porque se agotó el día de la inauguración! y la capa Elizabeth, única en su especie, larga hasta los tobillos con transparencias y detalles en relieve, elegida por Cami para salir a rockear las noches con el aliado número uno de las mujeres: el little black dress.

Además de tener el showroom como locación física, Rockin’ Flika también es parte de la tienda multimarca online Indy Buy y muy pronto estará a la venta a través de Koala Buy, así que no hay excusas para darse una vueltita, ya sea en persona o virtualmente para espiar sus diseños.

  

Por Lu Bertolini.

Anterior post

Arquitectura de Buenos Aires (Postales)

Siguiente post

La comida se mudó a las redes

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.