“Si el arte es una religión, entonces Keith Haring es un Dios”

Owen Dippie es un artista callejero de Nueva Zelanda, que en sus obras explora el lenguaje universal del arte, buscando dejar su huella en el mundo más que estar de paso por el.

Estas últimas semanas anduvo por Brooklyn, junto a la gente de The Bushwick Collective, una galería al aire libre ubicada en el barrio del estado de New York, dejando su marca. Así es como ayer lo encontramos, pintando este gigante mural que mezcla la Madonna con un bebé Haring.

No es el primer cruce entre arte clásico y pop de este artista, que durante este mes viene haciendo su residencia en Estados Unidos con piezas que incluyen, por ejemplo, retratos de los artistas Leonardo, Raphael, Miguel Ángel y Donatello con antifaces como si fueran las Tortugas Ninja, o un retrato de Jay-Z con la corona de Basquiat.

Este 12 de junio presenta en Low Brow Artique, también en Brooklyn, una exhibición en solitario de sus trabajos, que si andan por la gran manzana no se pueden perder.

Nosotros quedamos fascinados con lo que hace. A seguirlo de cerca, será.

 

 

Fotos: Owen Dippie Facebook, Jamie Rojo vía Brooklyn Street Art

Anterior post

Inspiración de interiores #1

Siguiente post

Apple Music, ¿la solución a todos nuestros problemas?

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.