Beauty

S.O.S. Frizz: ¿qué hacer para ganarle la batalla?

S.O.S. Frizz-06

 

¡No todo está perdido! En esos días en que la humedad impacta fuertemente en el cabello, te proponemos soluciones prácticas para que incorpores como hábito de cuidado y puedas decirle al frizz… ¡no te tengo miedo!

La primera pregunta que tenemos que hacernos para intentar combatir al frizz, es por qué se ocasiona generalmente. Y su respuesta es clara: por falta de hidratación en el cabello. Cuando el pelo está deshidratado y débil, se encuentra más expuesto al impacto de distintos factores climáticos adversos, como la humedad. La combinación entre pelo seco y poroso trae las consecuencias indeseables que todos conocemos: el cabello se infla, pierde fuerza y adquiere un aspecto electrizado y sin control.

Más allá de la predisposición genética que tengas por tu tipo de cabello, la manera en que trates a tu pelo contribuye a suavizar como a potenciar los efectos de la humedad.

 

pelo sano1
Empecemos por la parte mala: el exceso de calor continuo por el uso de planchitas, secadores o bucleadoras, la exposición a factores adversos como el sol o el cloro de la pileta, la utilización de productos de mala calidad o no específicos para tu tipo de cabello, un mal corte de pelo y el uso invasivo de productos de decoloración. Todas estas prácticas son pocos saludables y se tornan aliadas del frizz en contra del bienestar de tu melena. Evitarlas o disminuirlas contribuirá a que tu pelo sufra menos y hará que los productos que te apliques, que no son mágicos y necesitan un pelo sano, tengan un buen rendimiento.

¡Ahora vamos por la parte buena! Estos son los hábitos saludables que tenés que incorporar a tu rutina de belleza anti frizz:

1. Realizate tratamientos nutritivos periódicamente. Luego de lavar el pelo con agua tibia, aplicate una vez a la semana una máscara nutritiva, dejala actuar unos minutos y enjuágate. Si lo hacés semanalmente, tu pelo se verá más fuerte y nutrido.

productos
2. ¡Tratá a tu pelo con amor! Es deseable que te seques el pelo suavemente con toalla. Pero si no podés evitar usar instrumentos de calor, te damos tres consejos: utilizarlos a temperatura media; aplicarte antes protectores térmicos; y utilizá, en lo posible, secadores con iones positivos. A la hora de peinarte el pelo, hacelo con tranquilidad, cuando aún esté mojado y con peines adecuados. Realizarlo con el pelo seco y con peines de metal activan la electricidad estática.

peinar

3. Aplicate productos anti-frizz. Hay sérums y muchos productos de buena calidad en el mercado para elegir. Para que tengan un impacto positivo, aplicalos luego del lavado.

serum
4. Agendate una visita a la peluquería. En manos de profesionales, podrás someter tu cabello a tratamientos nutritivos intensos y hacerte un corte de pelo cuya estructura y peso ayuden a controlar el volúmen.

Y es verdad, hay días con una humedad tan alta, que es inevitable que tu pelo no la sufra. Por eso, aparte de todos estos hábitos, te sugerimos para esos “Bad Hair Days” elegir peinados fáciles que ayuden a disminuir el efecto inflado y darle una apariencia prolija a tu melena. ¡Mirá en la galería las opciones que tenés!

 

Por Matías Costantini, Dueño y estilista de Kickaboo Peluquería (Libertad 1222, Recoleta. Web: www.kickaboo.com.ar)

Anterior post

Tolstoi en el Borges

Siguiente post

Los looks de Glastonbury 2014

Matias Costantini

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.