Sabah es un local de alimentos autóctonos ubicada en Kuwait. Su menú va desde donuts artesanales y tartas especiales a una selección de productos de alrededor del mundo.

Tanto el diseño de la marca como el diseño de interiores están inspirados en una estética de los años 70 caracterizada por formas orgánicas, que podemos apreciar en el uso lúdico de paneles de madera para cubrir las paredes; colores brillantes y los tonos tierra que se ven en los muebles, así como en algunos de los productos mismos de la marca. Esto genera un contraste interesante, el lugar en sí mismo evoca frescura y accesibilidad a los clientes. El uso de formas geométricas combinadas con toques minimalistas crea una marca audaz y única.

 

Anterior post

Packaging simple para jardinería, por Alexandra Loginevskaya

Siguiente post

Entrevista a Andrey Pushkarev: "Las tendencias cambian muy rápido, pero la buena música siempre será buena música".

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.