Un poco de sarcasmo mordaz expresado de la forma más simple posible: stencils en paredes, afiches en blanco y negro en vallas publicitarias. Así es el trabajo de Mobstr, un artista callejero inglés que está convencido de que el espacio público no debería estar invadido con anuncios.

“Soy subversivo, siempre estuvo en mi naturaleza retorcer y alterar lo que me rodea. Cuando descubrí el potencial del aerosol en las paredes, este instinto se convirtió en mi razón de ser” cuenta el originario de Newcastle. “El minimalismo me atrae porque podes lograr un gran impacto con muy poco, y además significa que podes producir mucho más en menos tiempo.”

Sus palabras en las paredes no son muy duraderas, ya que la naturaleza de sus piezas hacen que sean fáciles de remover por las cuadrillas de limpieza de la ciudad. A pesar de todo, eso no las hace menos impactantes. “Me divierto mucho, pero apunto a mostrar una realidad escondida detrás de estas palabras. No tomo las cosas muy en serio, pero lo hago con muchísima pasión.”

 

Anterior post

Proyecto Codigos por Guillermo Jones

Siguiente post

Proyecto Emociones por Hernán Churba

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.