Las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos fueron polarizantes y polémicas, y dieron, sobre todo, mucho de que hablar. “Subway Therapy” es el proyecto que inició Matthew Chávez, aka. Levee, que vestido con un traje marrón llevó una mesa y sillas a la plataforma del subte de Nueva York para hablar con cualquier persona que estuviera interesada en abrir una conversación.

Notó que especialmente después de las elecciones la gente necesitaba una forma de descargarse de forma no verbal, y es así como se apareció en el túnel que conecta los trenes 1, 2 y 3 en 14th street junto con el L de 6th avenue con una pila de post-its de colores brillantes y fibras, además de su mesa y sillas.

La invitación de Chávez a los transeúntes para «expresarse» dio lugar a decenas de miles de pasajeros del subte de Nueva York escribiendo mensajes y empapelando las paredes de azulejos en el pasillo subterráneo. Un vasto y vibrante mosaico de notas personales empezó a tomar forma – hermoso para contemplar, rico con personalidad y subtexto narrativo, catártico y consolador – tocando las vidas de innumerables neoyorquinos e inspiradores de todo el mundo.

El artista convirtió el laberinto subterráneo comunitario en un espacio de arte siempre cambiante y cada vez más creciente, y con su aliento logró que diferentes personas tomaran la iniciativa de crear paredes espontáneas de terapia en los transportes públicos de ciudades como San Francisco, Oakland, Boston y Washington DC.

 

 

Anterior post

Entrevista a Jimena Mizrahi, creadora de Humans of Buenos Aires

Siguiente post

On His Own por Pawel Franik

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.