Hace tiempo venimos viendo diferentes fotógrafos que se dedican a capturar sus imágenes con doble o triple exposición. Tomando inspiración de ellos nos encontramos con los tatuajes del polaco Andrey Lukovnikov, que de la misma forma mezcla en sus piezas diferentes objetos de la naturaleza con mucho color, texturas y una sutileza impresionantes.

 

Anterior post

Sopa de calabaza y tomillo

Siguiente post

Metales bordados por Severija Incirauskaite-Kriauneviciene

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.