Las dos aplicaciones del momento están en boca de todos, o mejor dicho, ¿en ojos de todos?. Meerkat y Periscope son dos apps que, básicamente, transforman tu smartphone en una cámara que transmite en vivo.

Correcto, leíste bien. Ahora con tu celular vas a poder hacer streaming en directo de lo que estés viviendo, en vez de escribirlo en 140 caracteres, sacarle una foto e inundarla de filtros, o mandarlo por una nota de voz a tus amigos.

¿Cómo funcionan? Simple. Ingresás a través de tu cuenta de Twitter, y con sólo apretar un botón vas a poder mostrar tu mundo en tiempo real a todos tus seguidores. Al iniciarse el streaming se genera un link para compartir la transmisión que, una vez terminada, desaparece (salvo para el creador, que tiene la posibilidad de descargarla en video).

Viviendo en la era del “consumo ya, cuando quiero y donde quiero” que nos regalaron las descargas directas y Netflix, en tiempos de hacer del mundo nuestra vidriera a través de las redes sociales, estas dos aplicaciones parecen ser naturalmente el siguiente paso, al punto de pensar… ¿Cómo no se me ocurrió a mí?

Mucho revuelo se generó alrededor de los dos chiches nuevos de internet. Y con razón.

A diferencia de los otros lanzamientos, como el de Twitter, recibido con miradas escépticas y dubitativas sobre su éxito, parecería que aprendimos la lección y ya se especula con el potencial de estas dos nuevas apps.

Las marcas ya se apuran por ser las primeras en sentar precedentes en este nuevo medio. Desde transmitir un evento en vivo, como puede ser un partido, un recital o incluso una clase de cocina, a interactuar con su audiencia a través del chat integrado y saber exactamente quién está participando.

Starbucks y Red Bull son dos de las marcas que ya dieron el presente. La primera mostró la preparación de uno de sus famosos lattes, mientras que la segunda transmitió en vivo un torneo de snowboard desde Aspen.

Eso sí, ambas lo hicieron a través de Meerkat. Y he aquí la controversia. Si bien Periscope es de Twitter y a primera instancia su interfaz se presenta como más prolija, Meerkat salió primera al mercado, por lo que tiene la novedad y el factor cool de su lado.

Otra polémica que ya hizo sonar más de una alarma es la de la piratería. Ya hubieron charlas entre los representantes de Twitter y HBO en relación a la serie del momento (y más pirateada del 2014): Game of Thrones. Con Meerkat y/o Periscope, ¿qué impide al que paga HBO compartir la serie en tiempo real? Por ahora desde Twitter se reservan el derecho a dar de baja cuentas y contenido que violen el copyright… Veremos si eso sirve.

Lo cierto es que, con una nueva plataforma y un nuevo medio, se abre un abanico de posibilidades que iremos descubriendo a medida que las personas vayan experimentando más y más. El potencial para las marcas, los eventos e incluso para transmitir las noticias en vivo es más que evidente.

Lo que no está muy claro es la posibilidad de monetización. ¿Incluir publicidad? ¿Dónde? No hay espacio (ni intenciones) para un banner. A menos que se tomen las mismas transmisiones como publicidad, como una inversión en términos de construir imagen de marca y acercarse al consumidor.

Sólo el tiempo dirá hasta dónde llega nuestra creatividad. Yo por mi cuenta, transmitiré todos los partidos de fútbol que juego con mis amigos (cuya audiencia dudo que se expanda más allá de mi vieja). Pero bueno, ¡están todos invitados!

Te toca elegir. Bajate Meerkat o Periscope, dale play (o más bien dale rec) y mostrá tu mundo. Vos, en vivo.

 

Anterior post

Re-Diseño de logos a mano alzada

Siguiente post

Duplex doble reciclado en Puerto Madero

Y

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.