Si siempre pensaste cómo sería tocar una nube, o llegaste a fantasear con tener una en tu cuarto, los estudios Richard Clarkson y Crealev están cerca de hacerlo posible. Making Weather es la creación de ambos equipos: una nube flotante para colocar donde queramos.

¿Con qué fin? Más allá de su estética, la nubecita es un parlante de bluetooth que se mueve por sí misma, flotando sobre una base ovalada, y que cuenta con luces LED audiorítmicas. Ahora vamos a poder tener nuestra música literalmente “en la nube” con un accesorio que rompe en cuanto a tecnología y diseño.

Crealev, un estudio dedicado a la levitación, develó el primer prototipo en su cuenta de Vimeo

 

Anterior post

40 weeks and a mirror by Sophie Starzenski

Siguiente post

“Al filo de la Esfera” de Marina Caputo en Casa Salvador

Y

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.