Como parte de su serie en curso titulada Coincidence Project, el fotógrafo Denis Cherim juega con la perspectiva, escala y le suma un poco de suerte para lograr estas fotos en las que diferentes objetos se sincronizan perfectamente. Es la naturaleza con lo humano, las luces con las sombras, momentos de sincronía únicos.

Estos últimos meses el fotógrafo estuvo paseando por Londres, Madrid, Valencia y Plovdiv, y ahora se encuentra realizando una residencia de 3 meses en el Pier-2 Art Center de Taiwan. No dejen de seguir su trabajo por Instagram.

 

Anterior post

My Name Is Prince, en el O2 Arena de Londres

Siguiente post

Instalación de cactus fosforecentes por Nobel Truong

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.