Hace un tiempo les presentábamos a Hula, el artista “callejero” de Hawaii que crea sus obras en espacios con reflejos de agua, usualmente en las paredes de represas hidroeléctricas.

Esta vez, para concientizar sobre los efectos del cambio climático y resaltar lo efímero de la naturaleza, el artista cambió de clima y se fue a un glaciar cercano a pintar sus ya reconocidas mujeres flotantes en icebergs recubiertos con una capa de acrílico.

“En un par de semanas estos murales van a desaparecer para siempre, pero, para aquellos que los encuentren, espero que les despierte una chispa de urgencia, ya que representan los millones de personas que necesitan nuestra ayuda, y que ya están siendo afectadas por el aumento de los niveles del mar debido al cambio climático”.

 

Anterior post

Entrevista a Francisco Vignale: Reportero de aguas abiertas

Siguiente post

Pioneros de la Música Electronica: Richie Hawtin

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.