Arquitectura

Una antigua fábrica de lencería transformado en un asilo brutalista a orillas del lago

Una fábrica de ropa interior abandonada de la época de la Guerra Fría en «Antivilla»: un hogar elegante y brutalista en la ribera del lago Krampnitz, Alemania.

Krampnitz, ubicado en Potsdam, se encuentra a menos de una hora en auto al suroeste de Berlín. La fábrica se construyó en algún momento de la década de 1960, pero después de la caída del Muro de Berlín, la compañía se liquidó y el edificio de 500 metros cuadrados se abandonó. El arquitecto Arno Brandlhuber comenzó la construcción de la propiedad en 2010, y en lugar de la demolición total, decidió mantener la fachada de hormigón original, lo que explica fue «simplemente sellado con lodo de cal gris». Se construyó un nuevo techo, apoyado por un núcleo central de hormigón, y en su interior, una renovación completa ha permitido que ‘Antivilla’ abarque un espacio de estudio, residencia y simposio. El interior monocromo se puede seccionar con cortinas transparentes y blancas, lo que permite una versatilidad espacial. En invierno, Brandlhuber se mantiene caliente con la sauna y la chimenea abierta; En verano, un baño en el lago es una opción evidente.

Una de las características más impresionantes de la propiedad es su desmoronamiento de ventanas fracturadas: se excavaron hoyos grandes frente al lago y el bosque, para expandir la luz natural y maximizar la vista. «Para celebrar esto, se invitó a amigos al sitio de la construcción para hacer agujeros colectivamente para las ventanas», explica una declaración en el sitio web de la empresa. Brandlhuber es responsable de una serie de notables edificios de concreto en Berlín que hemos presentado anteriormente, como la König Galerie de Kreuzberg y el bloque multiusos Lobe Block en Wedding.

(vía)

Anterior post

Cobertura Bienal de Performance

Siguiente post

Levis celebra el 501 Day en su local del Alto Palermo

Neka / nicoigot

en este día y cada día.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.