Volvemos con ganas de presentarles marcas nuevas para descubrir, y que mejor que la feria de diseñadores independiente Roomie para tener una buena excusa para chequear quienes están pisando fuerte en la escena de Buenos Aires.

Chusmeando el lineup descubrimos a NÓD, la marca de María Monsalvo y Catalina Arévalo, dos diseñadoras a las que el estudio las convirtió en compañeras de viaje. Gustamos mucho de sus líneas deconstruidas, su paleta desaturada y esos aires relajados para esta temporada. ¿Las conocemos un poco mejor?

 

¿Cómo nace NÓD?

Trabajamos juntas durante la carrera de diseño de indumentaria y al graduarnos decidimos continuar con el proyecto de nuestra tesis. Así, nace NÓD en Febrero 2015. La idea original por detrás de la marca es crear prendas que cuestionen la identidad de la prenda básica como unidad, fragmentándola y volviéndola múltiple. Así, comenzamos realizando prendas conceptuales, las cuales podían desarmarse y armarse, generando una nueva interacción usuario-prenda.

 

¿Cómo es su día a día?

Teniendo en cuenta las bases de la marca (fragmento, multiplicidad, funcionalidad), comenzamos a diseñar en base a una temática o estereotipo que creamos en base a imágenes o situaciones que nos inspiran. Iniciamos el proceso de diseño creando una cantidad acotada de piezas conceptuales, de las cuales luego realizamos una bajada a producto para crear las prendas que conforman el resto de la colección.

Por otro lado, también tratamos de diseñar prendas que nosotras mismas usaríamos, es decir, aquello que no encontramos en nuestro ropero y que notamos que no encontramos en otro lado.

 

¿Cómo describirían sus diseños?

Cuestionamos la identidad unitaria de la prenda a través de la resignificación de tipologías básicas al fragmentarlas, creando nuevas propuestas conceptuales múltiples. Se crea teniendo en cuenta el concepto del todo y la parte, donde todo fragmento es parte de un sistema, pero que todo, así mismo, se parte y desarticula para generar nuevas situaciones vestimentarias.

Encontramos nuestras bases conceptuales y estéticas dentro del movimiento minimalista, con la tendencia a eliminar lo superfluo, reducir a lo esencial, y a despojar al producto de elementos sobrantes. Existe un rechazo hacia al ornamento, creando prendas atemporales basadas en lineas puras y formas geométricas.

¿Que inspiración tiene la temporada de verano?

La nueva colección Primavera / Verano 2017 se llama Des-art. Siguiendo con los lineamientos base de la marca, creamos a partir del concepto de la desarticulación y articulación, generando distancias entre partes constitutivas de las prendas, unidas por elásticos y sogas. Por otro lado, la estética general de la colección surge a partir del personaje de “la muñeca que dejó de ser muñeca”, es decir, la mujer que deja de ser perfecta, se desarticula y deja ver otra realidad. La creación de este personaje lleva a que la morfología y sensibilidad de las prendas se vea un poco más “femenina” que en colecciones pasadas, pero se ve contrastado con prendas más sastreras y masculinas, y con el contraste de acabados al corte e imperfectos.
¿Cuáles crees que son las prendas que nadie se puede perder de la colección?

La Blusa Genro, la cual es una bajada directa de una de nuestras prendas conceptuales, es la pieza que resume perfectamente el concepto de la colección.

 


Por otro lado, la Falda Polonio es una prenda que surgió en la colección pasada de invierno, que fue revisada y adaptada para la nueva colección, ya que representa nuestras bases de manera simple y concisa.

 

 

Por último, también creemos que el Chaleco Ronzo es uno de los imperdibles de la nueva colección. Es un maxi chaleco asimétrico, el cual puede cerrarse para usarse como vestido.

 

 

Estas tres prendas fueron, además, bajada directa de las tres piezas conceptuales que realizamos.

 

Anterior post

Las ilustraciones de Mattias Adolfsson

Siguiente post

Up and Coming: Sanso

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.