Verde Cactus es el lindísimo proyecto de Marina Stímolo, una profesora de artes plásticas, grabadora y ceramista, recibida del Instituto Municipal de cerámica de Avellaneda, en Buenos Aires.

Todo arranca por el amor a los animales y las plantas, y una forma de unir esas dos cosas que a Marina tanto le gustaban. Arrancó con pequeñas macetas de suculentas de un perro, un gato y una llama que hizo para ella, que luego empezaron a gustar entre sus amigos y conocidos para crecer y convertirse en un taller de cerámica. Le siguieron una casa, osos, zorros y diferentes animales que se convierten en macetas de diversos tamaños esmaltadas en blanco, para pequeños jardines o para decorar el hogar (pueden utilizarse tanto para interior como para exterior).

Las conseguís en Bosque, Montón, Mil gracias, Semillas de Menta, además de el facebook de Verde Cactus, y salen entre $100 y $300. ¿Nuestra favorita? Como a Marina, nos encanta la llama que ya tenemos paseando por nuestro balcón, y es el motivo que hizo que ella se enamorara de esta idea. “Quisiera seguir creando cosas nuevas, cada vez que saco un modelo nuevo me hace muy feliz todo el proceso, crearlo, buscar la forma de repetirlo, que a los demás les guste” nos cuenta. A nosotros nos gusta, y mucho.

 

 

Anterior post

Borderlife, la vida en las alcantarillas por Biancoshock

Siguiente post

22/4 Dessert en Palermo

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.