Hace un par de años, salieron a la luz una cantidad enorme de fotos y negativos no revelados de Nueva York. Junto con este material, salió a la luz su autora, Vivian Maier. Una desconocida fotógrafa, que había trabajado toda su vida cuidando a los chicos de una familia en Chicago.

A partir de su muerte, debido a que nadie pagaba el alquiler de su guardamuebles, se subastan sus pertenencias. Entre todas esas cosas, un afortunado compró el material fotográfico para una investigación propia. Luego de ver lo valioso que tenía en sus manos, el rumbo de su investigación cambió, y se dedicó a buscar información directa de las fotos, logrando dar a conocer el material, ya años después de la muerte de su autora (2009).

Largo tiempo se dedico a catalogar, y revelar todos los miles de rollos nunca revelados, debido a que en su momento Vivian no tenía plata para eso. Ahora, compaginó una enorme colección de fotos de mitad del siglo XX, y sumó una nueva figura de la fotografía del siglo pasado.

Anterior post

5 preguntas a Pommez Internacional

Siguiente post

Banksy en Gaza

Jota.

Todo es una interpretación subjetiva. Consensuemos.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.