Siempre es bueno experimentar y ver las cosas desde otra perspectiva, y es eso mismo lo que hizo el estudio Raw-Edges, desde Londres, creando una nueva colección de alfombras para GAN que le da una vuelta literal al bordado tradicional, exaltando lo que sucede en la parte de atrás de la pieza.

Es que en la mayoría de los bordados, la parte posterior suele esconderse o ocultarse, no suele ser lo mas prolijo o «lindo». Pero con la colección «Backstitch» se resalta justamente eso, probando que hay tanta belleza en la parte trasera de los bordados como en lo «perfecto» de la parte de adelante. El caos forma su propio lenguaje y propósito de diseño ofreciendo una nueva perspectiva en este tradicional oficio.

La colección incluye tres motivos: Calm, Busy y Composition, que evolucionan desde un patrón con extensiones de color casi sólido hasta una progresión mas densa, para terminar en una explosión de líneas.

 

Anterior post

Fellow: la mejor taza de café empieza por el agua

Siguiente post

Leandro Erlich: Liminal en Malba

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.