Gourmet

Comé algo rico: alfajores de maicena

Alfajores de maicena 06

 

Fue para una navidad hace no mucho tiempo que con mi familia (aunque terminé siendo yo sola) decidimos hacer los regalos en vez de comprarlos. Era un año excepcional: venían todos, hasta los tíos y primos que viven lejos, y la cantidad de presentes se volvía un poco inmanejable. Se me ocurrió hacer macarons. Grave error.

Verán, esos divinos alfajorcitos franceses tienen más de un secreto a la hora de cocinarse, y requieren de alguien que juegue en nivel experto en la cocina. Después de tres tandas y haberme acabado 200 gramos de harina de almendras, decidí darme por vencida con la versión importada y me volqué a la nacional: alfajorcitos de maicena.

La siguiente es una adaptación de la receta de Maru Botana para los alfajores, con un toque personal (me gustan mas húmedos y compactos que secos y migajosos). Los que los recibieron de regalo esas fiestas quedaron felices, asi que me imagino que para el mate de esta tarde, ustedes también. ¿Vamos con el paso a paso?

 

Alfajores de maicena 05

 

Alfajores de maicena

INGREDIENTES (para 20/30 alfajorcitos)

• 200 gramos de harina 0000
• 300 gramos de Maicena o almidón de Maíz
• 1/2 cucaradita de bicarbonato de sodio
• 2 cucharaditas de polvo para hornear
• 200 gramos de manteca
• 150 gramos de azúcar
• 3 yemas
• Un toque de crema de leche
• 1 cucharadita de esencia de vainilla
• Dulce de leche
• Coco rallado

VAS A NECESITAR…

• Un bowl grande para mezclar todos los ingredientes
• Un bowl mediano para mezclar todos los ingredientes secos
• Un batidor
• Un palo de amasar
• Una fuente para horno
• Papel manteca
• Un cortante circular o un vaso tipo shot

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

PREPARACIÓN

Arrancá precalentando el horno a 180°C.

En el bowl mediano, uní todos los ingredientes secos: la harina, el almidón de maíz, el bicarbonato y el polvo para hornear.

En el bowl grande, que vas a usar para cocinar, batí la manteca y el azúcar a blanco. Incorporá las yemas de a una por vez, integrándolas bien, y al final agregá la esencia de vainilla y un chorrito de crema de leche (entre una y dos cucharadas, dependiendo de qué tan húmedos quieras que queden).

De a poco y con movimientos envolventes incorporá la mezcla de secos a los húmedos. No seas ansioso, hacelo de a poco, que si lo tirás todo junto lo único que vas a lograr es que la masa quede pesada y dura.

La masa de a poco se va a ir compactando y vas a tener que seguir amasando con las manos, trabajándola en la mesada hasta formar un bollo liso. Otra vez, tratá de amasar lo mínimo posible para que no se endurezca.

Estiralo con el palo de amasar, hasta lograr un ancho de aproximadamente medio centímetro, y corta discos (puede ser con el cortante, o si no tenés uno a mano, un vaso tipo shot). Colocalos en una bandeja forrada en papel manteca a 3 centímetros de distancia (no los pegues mucho que se levantan y pueden pegarse) y llevalos al horno a 180°C durante 15 minutos aproximadamente, los sacás apenas veas que están dorados.

Dejalos enfriar, untalos con dulce de leche, pasalos por coco rayado y ¡disfrutá!

 

 

Anterior post

Spreepark, Berlin by Laura Scavo

Siguiente post

Presentación Revolver en Fitzrovia Lomas

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.