El clásico semirecogido terminado en un moño effortless, también conocido como half -up bun, está atravesando un verdadero revival y se impone nuevamente como el peinado estrella del verano.

 

No estamos hablando de un nuevo peinado, sino de un viejo conocido que parecía ser una simple moda y esta temporada vuelve como más fuerza demostrando que llegó para quedarse.

De todos los ingredientes que debe tener un look de belleza para estar en el podio de los elegidos, el half-up bun tiene el mix casi perfecto: es súper cómodo, versátil, lo llevan las celebrities y blogueras más imitadas, es fácil de hacer, funciona con casi todos los largos de melena, desde las midi, pasando por el bob y hasta las extra largas, y también con cualquier tipo de cabello liso, ondulado o rizado.

 

 

Su acabado más común suele requerir una textura cuidadosamente desprolija, muy típica de la época estival y de los peinados de playa; y lo mejor de todo, puede adaptarse a diversas ocasiones.

Este efecto messy del half-up bun es un gran acierto, que se consigue dejando el pelo ondulado y recogiendo la parte anterior del cabello, haciendo el moño a la altura de la coronilla, logrando un look de aires neohippy muy acertado para la estación del sol y el calor.

 

 

La clave de este peinado radica en darle un toque improvisado, pero eligiendo bien la altura del moño y su forma, ya sea más o menos pulido, dependiendo de dónde quieras lucirlo.

Nosotros ya decimos que nos vamos a dejar llevar una temporada más por esta tendencia beauty, y ustedes ¿se anotan?

 

 

Por Matías Costantini, Dueño y estilista de Kickaboo Peluquería (Libertad 1222, Recoleta. Web: www.kickaboo.com.ar)

Anterior post

Entrevista Deep Mariano & Jay West

Siguiente post

En bicicleta al Avant Garten

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.